lunes, 11 de enero de 2016

LUZ









    Vuelvo a escribir.

  Estamos inmersos en una batalla, y no es en la calle. Está dentro de nosotros, y es muy importante saberlo, pues debemos poner todo nuestro empeño para triunfar. Es la batalla del Amor. Del conocimiento de nuestro Ser, de nuestra Esencia.

    No debemos preocuparnos si, a veces,  nos sentimos mal, inseguros, con dudas, pues, forma parte de la "lucha". Si, luchamos contra nosotros mismos, nuestros propios prejuicios, inseguridades, miedos, aquello que hemos aprendido durante siglos, milenios, y que ya está obsoleto.

    Ahora, es tiempo de Luz.

    Y no debemos, ni podemos seguir permitiendo la penumbra. La Luz es Vida, es Amor. La  Luz, somos nosotros.
    Si seguimos viendo en los demás solo esa parte"oscura", no avanzaremos. Hay que ver que todos y todas somos Luz. Aunque solo sea ese germen, como en el Yin y el Yang. Eso es suficiente.

    Todos provenimos de la misma Fuente, por tanto, es nuestra propia naturaleza.    Cada uno tiene su propio camino y evolución, y hay que ser pacientes con aquellos que se detienen en el camino, que se hacen los remolones. Hay que ser respetuosos con ellos, pues tienen el derecho a hacer su camino como quieran.

    Vamos a hacerlo todo en nuestra vida desde el Amor. El cambio será total. El cambio, se hará en nosotros y encontraremos la Felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada